Viaje a Poznan

Poznan, Polonia (06/03/2016)

La historia de Poznan comienza en el siglo X durante el reinado de Mieszko I (rey polaco que gobernó en Poznan desde 960 hasta 992, cuando murió). En Poznan ocurrió el bautismo de Mieszko I; acontecimiento que inició el estado polaco como tal, el establecimiento de la ciudad como capital de Polonia y la construcción de la catedral de Poznan, donde se enterraron posteriormente los reyes Boleslao I, Mieszko II, Casimir I y el propio Mieszko I. Años más tarde Poznan acogió un gran número de obispos autóctonos gracias al congreso de Gniezno en el año 1000, donde se estableció el arzobispado principal en ésta última. Tras la muerte de Mieszko II en 1034 los paganos se enfrentaron a los cristianos en revueltas y pequeñas batallas, llevando al saqueo y destrucción de la ciudad. Fue Casimir I el reunificador de Polonia en 1039: la capital se trasladó a Cracovia, ciudad intacta por las revueltas. Dos siglos más tarde el rey Przemysl comenzó la construcción del castillo real cerca del río Warta (que pasa por Poznan), rodeado por una muralla. Gracias a sus rutas comerciales con Lituania y Rutenia, Poznan creció económica y demográficamente hasta finales del siglo XVI. Durante los siglos XVII y XVIII Poznan sufrió numerosas guerras, inundaciones y brotes de peste hasta que en 1793 quedó bajo el dominio de Prusia, quien amplió los límites de la ciudad. En 1806 se produjo el levantamiento pozniano contra los prusianos (Polonia contó con la ayuda de las fuerzas de Napoleón, quien quiso expulsar a los prusianos de la región), pero su libertad sólo duró nueve años: en 1815 Poznan volvió a caer bajo el dominio de Prusia. Tras la unificación de los estados alemanes en 1871, Poznan se convirtió en parte del Imperio Alemán. En las décadas que siguieron la ciudad creció demográficamente, recibiendo inmigrantes alemanes, y económicamente. Llegamos a la I Guerra Mundial donde Poznan quedó bajo control polaco tras el tratado de Versalles; durante la II Guerra Mundial la ciudad quedó bajo la ocupación nazi y se incorporó al Tercer Reich. Se ejecutaron, detuvieron y expulsaron a multitud de políticos polacos entre 1939 y 1945, además del asesinato de miles de judíos en el holocausto. El 23 de febrero de 1945 se produjo la guerra de Poznan, quedando el centro histórico en ruinas y el gobierno nativo bajo el régimen comunista. Las revueltas de 1956 en Poznan intentaron derrocar el gobierno soviético sin éxito, y durante los siguientes años se reconstruyó la ciudad intensivamente. Tras la caída del régimen comunista en 1989 se celebraron las primeras elecciones polacas en 1990 y Poznan pasó a ser capital de la Gran Polonia (Województwo Wielkopolskie).

Castillo Imperial
Castillo Imperial. Construido por el arquitecto alemán Franz Schwechten entre 1905 y 1913 bajo el mandato del rey Guillermo II y con estilo neorrománico, este castillo fue usado como residencia del presidente de la II República Polaca (entre las guerras mundiales). En 1940 Adolf Hitler tuvo planes de usarlo como residencia privada y para ello encomendó la tarea de reformarlo al arquitecto Franz Bohmer, pero tras la II Guerra Mundial resultó dañado. Su reconstrucción llegó años más tarde con la República Popular Polaca, respetándose el diseño nacionalsocialista.
Plaza Mayor
Plaza Mayor. Es la mayor plaza de las ciudades de Polonia y su origen se atribuye a la fundación de Poznan, en el año 1253. A su alrededor se construyeron las casas más majestuosas (hoy todavía presentes) y un mercado central, pero fueron destrozados en la II Guerra Mundial. En la década de 1950 se reconstruyó la plaza en los estilos barroco y clasicistas originales bajo el mando de Florian Rychlicki.
Ayuntamiento
Ayuntamiento o Ratusz. Comenzó a construirse en 1253, a la par con la Plaza Mayor, y fue terminado en 1300. Durante el siglo XV se amplió y en 1536 sufrió un grave incendio causando casi su destrucción: el arquitecto Giovanni Battista di Quadro se encargó de llevar a cabo su reconstrucción (añadió dos cabras mecánicas en la torre central). Durante los siglos siguientes la torre fue destruida dos veces: por un rayo en 1675 y por un huracán en 1725. Tras la II Guerra Mundial y la batalla de Poznan en 1945, el ayuntamiento se volvió a reconstruir tras los daños ocasionados (volviendo a incorporar las cabras mecánicas).
Catedral de Poznan
Catedral y Basílica de San Pedro y San Pablo. Es la catedral más antigua de Polonia, construida en la segunda mitad del siglo X durante el reinado del primer rey polaco Mieszko I. El edificio ascendió a rango de catedral en 968 cuando llegó el obispo misionero Jordan a Poznan y años más tarde San Pedro se convirtió en el patrón de la catedral. Tras la incursión bohemia del duque Bretislav I, la catedral sufrió daños importantes: su reconstrucción inmediata en estilo románico fue a mediados del siglo XI. Entre los siglos XIV y XV la catedral se reformó en estilos gótico y barroco y en el siglo XVIII, tras un incendio, se reformó en estilo neoclásico. Hoy día la catedral presenta un estilo gótico, fruto de la reforma intencionada en este estilo que siguió a la batalla de Poznan en 1945.
La Ciudadela 1
Parque La Ciudadela. Este parque de 100ha está situado en el norte de Poznan y fue construido entre 1963 y 1970 en lo que antaño fue territorio de la fortaleza de Winiary. El parque contiene un cementerio, restos de la antigua fortaleza y un museo militar (donde fue sacada esta fotografía). Está catalogado como uno de los Monumentos Históricos de Polonia, designado como tal en 2008.
La Ciudadela 2
Parque La Ciudadela. Los restos que permanecen de la fortaleza Winiary y sus alrededores son los que nos llegan de la II Guerra Mundial: un búnker da la bienvenida al museo militar. Caminando por el parque se observan numerosas esculturas, pasillos y espacios abiertos. El cementerio contiene las tumbas de prisioneros de la I Guerra Mundial y aviadores de la II Guerra Mundial.
La Ciudadela 3
Parque La Ciudadela (“Los seres no reconocidos”). Esta obra pertenece a la escultora Magdalena Abakanowicz y está situada cerca del museo militar. Sus obras se caracterizan por el uso de materiales textiles y la presencia de seres biomórficos llamados Abakans (como los mostrados en la fotografía). En el Gran Parque de Chicago se encuentra la escultura Agora, un regalo del Ministerio de Cultura de Polonia y obra de Magdalena Abakanowicz.

Vídeo resumen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s